¿Qué Historia Decides Contarte Este Año?

¿Qué Historia te cuentas? ¿Qué bobadas te dices?

Feliz año nuevo. Espero que este post te ayude a terminar arriba el año que acaba de comenzar y que tengas realmente un Gran año, mis mejores deseos para ti, querido/a lector/a.

Estoy seguro de los buenos propósitos que te has marcado este año, pero también sé que muchos de ellos pueden que no se materialicen. Al principio de año solemos apuntarnos al gimnasio, hacer dieta, apuntarnos a la academia de inglés, y meses más tarde, ya no nos acordamos de ellos y abandonamos.

A mi me gusta ser práctico y  aplicar  herramientas que funcionan, por eso quiero hablarte hoy, del poder de las historias. Mejor dicho de la cantidad de “bobadas” que te cuentas.

¿Cuantas bobadas te dices?

Estas líneas, están dedicado a uno de los pilares más importantes del desarrollo personal, las creencias, ya que son pensamientos e ideas más arraigadas en ti, e influyen en tus decisiones, en tus acciones y por tanto, en los resultados que tienes en la vida.

¿Recuerdas cuantos propósitos te marcaste el año pasado por estas fechas?

¿Cuántos de ellos se han materializado? ¿Cuántos dejaste atrás a lo largo del año? ¿Cuantos de estos propósitos tuvieron éxito?

Emprender tu propio negocio con pocos recursos, viajar más y tener más tiempo de calidad, tener relaciones extraordinarias, ganar el doble o el triple de dinero o disfrutar de la vida al máximo sin estrés alguno…. Seguro que te estarás diciendo “no esto no son más que bobadas”, <sigue leyendo lo mismo cambias de opinión>.

 

LAS CREENCIAS DETERMINAN TU VIDA. Las creencias que tienes de ti construyen tu actitud y van a llevarte a éxito o al fracaso.

¿Cuántas oportunidades has dejado escapar por tu actitud, por miedo a fracasar o por creer no estar a la altura? ¿Cuántas de esas “bobadas” están reafirmando los resultados que has tenido hasta ahora?

EL PODER DE LAS CREENCIAS ES UNO DE LOS PILARES DEL CRECIMIENTO PERSONAL.

Las creencias actúan como un filtro, mediante el cual te interpretas a ti mismo y al mundo que te rodea y crea las experiencias acorde a esas interpretaciones. Son convicciones que adoptamos sin cuestionarlas y nos guían toda la vida. Son fruto de experiencias pasadas e influyen en nuestra forma de SER y actuar.

Para ponerte un ejemplo de ello, imagina que entras a una sala donde hay varias personas que te miran. Puedes pensar:

a) Que no les gusta tu forma de vestir o tu pelo, si eres una persona que depende mucho del juicio de los demás.

b) Puede rumiarte la idea “como no deje de mirarme voy a decirle un par de cosas” si estás siempre a la defensiva.

c) Quizás pienses que le gustas bastante, si eres una persona segura de ti y con alta estima.

¿Por qué las creencias nos limitan? ¿Cómo afrontarlas?

He escuchado padres decir de sus hijos, que son “vagos” cuando sacan malos resultados en los estudios, que no le gustan estudiar. Imagina los resultados de ese niño con los años, es muy posible que desista y fracase.

Sin embargo puede que ese niño juegue muy bien a fútbol o se les da bien la música y se le van las horas en estas actividades. Entonces, ¿Es vago o quizás el método de estudio no es el que mejor para este niño? Lo que sí es cierto que crecer con esa creencia, no va a ayudarlo en absoluto.

Puede que se cuente una y otra vez historias que le lleven al fracaso, al miedo a cometer errores y se bloquee. Puede que se sienta incapaz e incompetente con esa creencia y ante cualquier situación de dificultad, no siga adelante. ¿Te ha pasado a ti alguna vez esto?

Entonces puede que nos contemos Historias, como “yo no tengo la culpa” , la tiene la sociedad, los otros, e intentamos quitarnos la responsabilidad para buscar soluciones. La cuestión es que nosotros, sin darnos cuenta, hemos creado esa situación con nuestros pensamientos y acciones.

Por eso , las personas de éxito comprenden que ante situaciones difíciles toman la responsabilidad y se preguntan, ¿Cómo puedo mejorar esto? Porque es de la única manera que van a tener opciones de mejora.

¿Sabes cual es la buena noticia? Que las creencias se pueden cambiar.

Tus creencias son una elección. Eres lo que tú decides Ser. Lo que tú decides vivir.

Por eso elegir creencias que te potencien en vez de te limiten es tu elección. Por supuesto no basta con estar convencido para tener resultados. Este es un proceso donde hay que tener compromiso, perseverancia y consistencia para conseguir cambiar las cosas. Ese es el camino.

¿Cómo puedes elegir creencias que te potencien? Utilizando 3 puntos de palancas para impulsarte, como son:

1.Busca Referentes. Porque nuestro cerebro funciona como una esponja. Por eso, absorve información de personas que potencien tus creencias.

 

                                                                                                                                                                     2. El entorno. Busca ambientes idóneos para ser más creativo y se desarrollen nuevas capacidades en ti.

                                                                                                                                                                    

3. La Visualización. Empieza a visualizarte alcanzando tus objetivos , te dará la energía suficiente para seguir avanzando hacia ellos. Son el combustible que te darán la fuerza y la consistencia para lograr resultados.

Veamos que piensas con este ejemplo de ganancias para este año:

¿Crees que es más fácil ganar 3.000€ o 10.000€? La creencia de que el dinero es un” recurso escaso” o “ hay que matarse en vida trabajando”, posiblemente condicionará tu cerebro a ganar 3.000€ y te limitará a ese objetivo financiero. Si es al contrario, entrenas a tu cerebro a que adoptes la actitud, adquiriendo capacidades para enfocarte en lo que el dinero puede darte, una casa nueva, viajar, bienestar, seguridad… bajo la creencia de que el dinero me ayuda a tener calidad de vida , te dará energía y buscar estrategias y nuevas posibilidades de obtener recursos económicos.

Por eso es de suma importancia que entrenes a tu cerebro con creencias potenciadoras, porque es como únicamente te hará salir de tu zona cómoda,  que busques alternativas, pruebes cosas nuevas , adquieras otros conocimientos y mantenerte enfocado en ingenio , para que avances en la vida.

Si tuvieras que elegir 10 palabras que te dieran energía y la actitud necesaria para tener resultados tanto en tu trabajo como en un área personal, ¿Cuál elegirías? Escríbelas ahora.

 

Lo que Eres es lo que Tú Decides SER.

¿Cómo te sientes con esas nuevas creencias? Repítelas cuantas veces puedas .

Ahora para poner en práctica tus creencias potenciadoras, vamos hacer el siguiente ejercicio:

Escribe en un papel las cosas que te han pasado a causa de tus creencias negativas, piensa en aquello que no has logrado o a lo que has renunciado.

Por ejemplo, siempre has odiado tu trabajo, pero no has renunciado a él por creer que “no sabías hacer otra cosa” o “no era el momento de dejarlo”.

VIEJA HISTORIA:

Escríbela en tu libreta.

AHORA ESCRIBE TU NUEVA HISTORIA:

Reflexiona sobre:

¿Cómo quieres que te vayan las cosas de aquí en adelante?

¿Qué creencias potenciadoras  pueden ayudarte?

¿De qué forma puedes alcanzar lo que deseas de verdad?

¿Qué hábitos nuevos estás comprometido a incorporar?

¿Qué habilidad o recursos tendrías que reforzar?

Observa estos ejemplos:

1) Mi cuerpo envejece.

Vieja historia: Me siento cansado, débil, menos seguro. Tengo miedo de haber llegado a la última etapa de mi vida. He cuidado de mí mismo, pero no ha servido… con esta edad es normal. Lo he visto con mis padres y ahora me toca a mí: no hay nada que hacer .

Nueva historia: Sé que existe una correlación entre mente y cuerpo.
 Si me siento bien automáticamente mi cuerpo reaccionará. No importa nada la condición en que me encuentre, lo que importa es como quiero sentirme . Soy consciente que mi cuerpo es un organismo perfecto, que es autosuficiente, fuerte, capaz de adaptarse a distintas situaciones. Encuentro placer al “escuchar”, sentir, tocar, saborear, mi cuerpo.

Sé que si no pienso que estoy viejo, la salud no me abandonará. Si mantengo el bienestar psíquico puedo mantener también el físico . Sé que si sigo haciendo ejercicio, y sigo una alimentación equilibrada, me veré mejor, más enérgico y vital, a pesar de la edad.

2) No puedo tener más dinero

Vieja historia: Hay tantas cosas que no puedo permitirme. Estoy cansado de luchar todos los días durante tantos años y no vencer nunca. Recuerdo lo duro que trabajaban mis padres para permitirnos el lujo de vivir y la preocupación de mi madre respecto al dinero. Yo he heredado todo esto de ellos. Hay tantas personas en el mundo ricas, pero yo nunca podré ser como ellos. Es lo que me ha tocado y tengo que resignarme.

Nueva historia: El dinero está a disposición de todos así como el aire que respiramos y puedo disfrutar de él también yo. No importa qué hemos sido en el pasado, no importa qué lo heredado, lo que importa ahora es lo que quiero obtener. Puedo tener más y trabajar para obtenerlo.

Siempre hay Abundancia a mi alrededor, hay cosas de las que puedo sentirme afortunado, soy consciente de ello y me siento agradecido .

Sé que si yo actúo, sin dejarme influenciar por el pasado, el dinero llegará .

 ¡A partir de hoy, ¿que historia quieres contarte,?!

Espero haberte ayudado, que empieces y termines el año como te mereces. ¡Arriba!

Muchas gracias querido lector/a por estar ahí.

Te espero en la siguiente entrada en mi blog.

José María