¿Qué Emoción llevo a mi Pareja?

El otro día coincidí con una amiga de adolescencia en un evento, con la que no hablaba desde hacía muchísimos años y ahora el destino nos había puesto de nuevo en contacto. Es muy grato estos reencuentros y compartir como han transcurridos todos esos años desde que éramos adolescentes hasta las personas adultas en las  que nos hemos convertido.

Transcurrió una hora larga en la que pudimos contarnos vivencias, logros conseguidos, hablamos de nuestros hijos, de viajes, de historias bonitas que hemos vivido, de otras no tan buenas, de seres queridos que nos han dejado… y sobre todo de nuestra PAREJA.

Yo le contaba como mi relación había evolucionado en los más de 20 años de convivencia, donde he podido ver las diferentes etapas que hemos atravesado para tener LA Relación Extraordinaria que ahora tenemos.

Sin embargo ella no podía decir lo mismo. Me contaba que se sentía asfixiada, que no podía respirar, “es como si no me entrara el aire a los pulmones” me decía. En ese momento, pude percibir su angustia y entró en acción el Coach que a veces no puedo controlarlo, me pasa muy a menudo, < creo que a todos los que nos dedicamos a acompañar a personas nos pasa esto> pues la condición de poder  ayudar a otros es un valor que llevo ya integrado y forma parte de mi software.

En medio de todo aquel jaleo con tanta gente, creé una improvisada sesión de Coaching de pareja como las que llevo a cabo en mi estudio de Sevilla. La invité hacer un ejercicio de respiración, para que empezara a conectar con ella, con la intención de que se lo llevara como ejercicio para aplicarlo en su día a día en cualquier momento y lugar. Sé que le iba ayudar mucho a gestionar su ansiedad crónica.

Volviendo al tema de pareja, me decía que no estaba bien, que la relación llevaba muchos años “viciada” y que creía que no tenía ya solución, que “eso era lo que había” y no se podía cambiar, que estaba cansada y que no podía más.

Entonces me contó como vivía su relación desde hacía muchos años, donde cada cual se había acostumbrado a sobrevivir en una relación inexistente de pareja, donde la ausencia de ÉL y la falta de validación por parte de ella eran las constantes notables en tantos años.

Esto es clave en el  buen funcionamiento de la relación de pareja, “si el hombre no obtiene validación“, opta por retirar su presencia en la relación, a veces no hace falta que sea física, también se retira “estando sin estar” o sea , evadiendo el problema en la televisión, en el fútbol, con los amigos, en el alcohol, etc. Por el contrario si la mujer no obtiene presencia, pues no valida a su hombre. Es la parábola de la pescadilla que se muerde la cola.

La Energía Masculina necesita validación mientras que la Energía Femenina necesita Presencia”

Después de argumentar la historia tan frustrada que vivía, le hice la siguiente pregunta:

-¿Tu quieres a tu marido? a lo que me contestó sin dudarlo que SI.

¿Crees que tu marido te quiere? creo que SI, me contestó. ¿crees? claro que SÍ me quiere, a su manera.

-El problema creo es que no le han enseñado a amar a una mujer.

Recordando una frase que la tengo siempre presente, le dije: ” Donde Hay Amor Hay Posibilidades

Esto es lo que solemos hacer cuando no funcionan las cosas como nosotros queremos o cuando queremos que nuestra relación sea de “película” donde todo es color de rosa, hay música de violines y existe el hombre y la mujer perfecta. Las relaciones de películas son un Mito y no podemos caer en falsas expectativas de relaciones perfectas, de Hecho no existen las relaciones perfectas.

Cuando esto ocurre, dejamos de llevar lo mejor de nosotros a la relación y la convertimos en un “vertedero”, donde echar cada día toda la basura emocional de nosotros mismos. Sabéis ya el resultado, ¿verdad? Estamos “sucios” viviendo una vida sucia.

A menudo veo a personas que en el trabajo con sus empleados o con compañeros, son maravillosos y fabulosos, ó con los amigos cuando hay un partido o  tomando cervezas, y luego con sus parejas son otras personas totalmente distintas. Como ejemplo de ello, hay hombres que cuando llegan a casa y antes de que su mujer les hable, les dicen, “hoy ni me hables, que he tenido un día que ni te cuento”, “solo me apetece estar tranquilo aquí tirado en el sofá”. Para “destruir” esa tranquilidad solo tiene que llamarlo un amigo que está en el bar de abajo para tomar una cerveza. En cuestión de segundos se le olvida todo malestar. <Qué alegría de verte, dame un abrazo, te voy a contar el proyecto que tengo y lo feliz que estoy con todo lo que estoy creciendo….>

¿En qué quedamos: estás  hoy “jodido” o estás ilusionado? como ves se trata de estados emocionales distintos, por tanto ” se puede cambiar un estado emocional en un instante”, ¿cierto?

No podemos consentir llevar un estado emocional óptimo y adecuado al trabajo o con los amigos, y llevar un estado emocional basura a nuestra relación.  ¡¡ NO, NO Y NO lo consientas!!

Estamos llenando de gérmenes a la persona más IMPORTANTE con la que vamos a compartir nuestra vida. Al igual que te duchas cada día, te cambias de ropa interior cada día, te lavas los dientes después de comer cada día,  ¿Por qué no haces higiene emocional en tu relación de pareja?¿por qué no decides llevar lo mejor de ti cada día a tu pareja?

Lo importante en la vida no es el trabajo, ni el dinero,ni la salud, ni siquiera lo que quieras conseguir en ella, “lo que realmente importa es el AMOR”  y no puedes desarrollarte y crecer como persona al 100×100 sino estás en pareja.

Las Emociones que dirigen nuestra Vida.

¿Recuerdas aquellos primeros momentos tan maravillosos cuando empezasteis vuestra Relación?

El tiempo se detenía cuando estabais juntos, te ponías tus mejores galas, perfumes, tus mejores gayumbos, ponías todo el amor y la pasión en él-ella, si antes lo hacías ¿por qué ya no?¿dónde quedó toda esa pasión?

¿Qué pasaría si mañana fuera tarde para dar todo lo necesario a tu pareja? ¿Merecería la pena volver a sentir Amor, Pasión y Plenitud en tu relación de pareja?

¿Y si empiezas a recuperar esa chispa para encender la pasión en la pareja? Agendar una noche a la semana de cena romántica, luego bailar , una escapada los dos juntos, enviarle un mensaje cada día de amor a tu pareja, poner velas, corazones y adornos en el dormitorio… son algunos ejemplos que te ayudarán a encender la mecha de la pasión.

A partir de ahora, piensa cada día ” que emoción decides llevar a tu Pareja”.

¡¡Yo decido dar el 100×100 de mí en mi Relación!! ¿ Y tú que decides?

El AMOR es lo más Importante.

Si estás interesado en conocer más sobre la creación de relaciones extraordinarias, no dudes en solicitar una sesión de Coaching de pareja en Sevilla.

¡Mil gracias por estar ahí!

José María.

 

4 comentarios
    • José María Jurado
      José María Jurado Dice:

      Gracias Nuria, mejor que intentarlo ponlo en práctica, si lo intentas sólo terminarás retirando tu parte. PON lo mejor de ti en tu relación sin expectativas, cuando tu das el 100×100 tu pareja tarde o temprano, si hay AMOR, también lo hará. Un abrazo!!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.