¿Estado guerrero o Avestruz?

Ya te he hablado en post anteriores como identificar cuando estás en modo víctima y como cambiarlo para tomar acción inmediata. Pero la mayoría de las veces no conseguimos tomar acción por lo que decimos que estamos en estado avestruz.

¿Sabes qué es lo primero que hace el avestruz ante un peligro? exacto, esconde la cabeza.

En muchas ocasiones actuamos al igual que el  avestruz ante situaciones que sabemos que tenemos que acometer,  en ese momento decidimos no hacer nada, sólo engañarnos y auto-convencernos “de que no pasa nada, ya lo haré”.

¿Sabes lo peor de todo? que volvemos otra vez al estado víctima entrando en un bucle. la pescadilla que se muerde la cola. Y de nuevo te motivas para pasar a modo avestruz de nuevo para empezar otra vez el ciclo.

y nos decimos frases motivadoras como:

“sí sí ya lo haré, no tengo problema en hacerlo más tarde”.

“tengo todo el tiempo del mundo, cuando lo perfeccione ya no habrá quien me pare.”

“seguro que en el futuro ya saldrá, ahora no es el momento.”

En mis sesiones de coaching y valores en Sevilla, les explico a mis clientes los motivos por los que nunca consiguen los resultados que se proponen:

<<Porque sólo se mueve la motivación y nunca conseguirán resultados a menos que se conviertan en un/a Guerrero/a y tengan una Actitud digna de un Guerrero.>>

Las diferencias entre una actitud Guerrero/a a la de víctima y avestruz, se resumen básicamente en dos puntos importantes para alcanzar el éxito:

. El guerrero se mueve por Compromiso, a diferencia de víctima y avestruz que lo hacen por motivación. Comprométete contigo, hazlo por tu pareja, por tus hijos si los tienes, padres…estás construyendo tu Reino.

Para que entiendas bien la diferencia entre motivación y compromiso, quiero ponerte un ejemplo, “cuando una madre tiene que alimentar a su bebé a las 4 h de la mañana,” ¿ piensas que lo hace por motivación o por compromiso? Exacto, ya te distes cuenta.

. Actúa y luego evalúa. Ante un dilema, lo único que va hacer que elijas es tomar acción. Las dudas desaparecen cuando actúas. Si te equivocas no pasa nada, recuerda que si no te equivocas no aprendes, no creces y siempre estarás en el mismo punto de partida.

Más tarde podrás evaluar con las 3 preguntas poderosas:

¿Qué funcionó?

¿Qué no funcionó?

¿Qué puedo mejorar?

Recuerda ¡Sólo se consiguen Resultados en Estado Guerrero! No lo olvides.

A llegado el momento de tomar acción y mover el culo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.