Tú no eres tus emociones.

El otro día me preguntaba un amigo que llevaba mucho tiempo sintiendo que le faltaba algo, que no era completamente feliz, a lo que yo le pregunté,

-¿Qué te falta para encontrar esa felicidad?

-No lo sé, pero creo que ya ha llegado la hora de saberlo, es como si repitiera todos los días el mismo día.

¿te suena de algo esta historia?

¡A mí desde luego que sí, pues yo estuve ahí mucho tiempo!

 

Creo que la mayoría de las personas lo han pensado y lo piensan hasta que una de dos, lo aparcan y siguen con sus vidas inconscientes y automáticas cargando eso en sus mochilas o deciden tomar otro camino de autoconocimiento.

Conocer nuestro funcionamiento racional, emocional, físico y energético es esencial para comenzar a verte completo o consciente y no cómo un ser separado o inconsciente que cree que le falta algo.

Debes saber que las emociones son las que dirigen nuestra vida y que son información que gestiona el cerebro Límbico para tu propia evolución, aumentar tu nivel de conciencia y para mejorar tu vida.

La tristeza, la rabia o el miedo, son emociones que normalmente están detrás de todas las experiencias pasadas vividas con estrés y que nos hace vivir con frustración, ahogo, pena, contraidos, etc. y la vida seguirá poniéndote experiencias para ayudarte a gestionar las emociones, para que la escuches y saber utilizar esta información para mejorar tu existencia.

Lo que nos diferencia a los humanos del resto de los animales es precisamente que somos emocionales y si se nos ha dado esta distinción es para evolucionemos, para desarrollarnos y compartir nuestra esencia.

No se cuál es tu historia, qué estás viviendo en estos momentos de tu vida, si hay una historia que te ha marcado tu vida, puedo entender tu dolor, tu tristeza o tu miedo. Pero debo decirte que te permitas abrazar la emoción, si estás triste que llores hasta que ya no te queden lágrimas, porque si lo haces llegará ese día que habrás aceptado esa tristeza y la dejarás ir.

Si tienes miedo, porque alguna vez te sentiste desprotegido o no recibiste amor suficiente, decidiste quedarte en tu zona de protección para no sentir el miedo, pero seguirá ahí escondido en ti hasta que decidas salir de la madriguera, abrazando al miedo hasta que lo disipes, hasta que te hagas amigo de él, cuando entiendas que está ahí para ayudarte a crecer. Permítete sentir el miedo pero cuando ya te hayas cansado de él decide actuar y verás resurgir tu verdadera esencia.

Las emociones forman parte de tu desarrollo humano, pero tu no eres tus emociones.

Una manera para ir conectando con la emoción es a través de la respiración, obsérvala , ¿como está: entrecortada-superior o profunda-abdominal? ahora observa tu cuerpo, ¿como es la postura que adoptas?¿tu cuerpo está contraído o erguido? ¿ cómo está tu mandíbula tensa o suelta? ¿como es la expresión de tu cara? En este momento…¿como está tu energía, es alta o baja? ¿te sientes con fuerza o pesado como si fueras arrastrándote? Todo habla de ti y como ves cuerpo,emoción, energía y conciencia no podemos separarlos ni desglosarlos porque van unidos a un solo ser, y ese SER maravilloso y perfecto eres TÚ.

Este es un buen ejercicio para que empieces a conectar contigo a través de la respiración y para empezar a poner el foco de atención en tu interior y no en el exterior, que es como lo tenemos la mayoría del tiempo perdiéndonos en miles de historias y películas dejando de estar así en este momento, en el presente, el único lugar que existe y se te es dado para que experimentes y vivas la Vida. 

¿Quieres seguir experimentando, autoconocer y crecer? En mis sesiones de coaching y valores de Sevilla te enseño a descubrirlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.