¿Quién dirige nuestra vida?

¿Te has preguntado alguna vez por qué trabajas en tu trabajo actual? o ¿por qué no tienes el dinero suficiente? o quizás, ¿por qué no tengo pareja? ¿por qué no termino ningún proyecto ( laboral, personal o de vida) que empiezo?

Todas estas preguntas nos la hacemos la mayoría de las personas a lo largo de nuestra vida conformándonos con respuestas como “esta es la vida que me ha tocado vivir” o “ es el destino o el karma o la mala suerte”,o ” que voy hacer si no soy rico ni tengo estudios” justificando así no poder cambiar nada y resignándonos a vivir una vida insatisfecha.  Son las respuestas que escucho diariamente en cada taller de coaching que desarrollo en Sevilla o en mis sesiones individuales.

Tienes dos opciones, o bien sigues quejándote de la vida que te toca vivir sin hacer nada al respecto, o tomas la decisión de cambiar aquello que no te gusta y que quieres alcanzar, y “Sí” puedes obtener todo lo que tu desees y todo va a depender de ti.

Párate a pensar por un momento, que hubiera cambiado de tu vida actual, si hubieras nacido en una familia adinerada. Seguramente no tendrías la mismas creencias sobre el dinero que tienes ahora, pensarías, actuarías y tu vida sería totalmente diferente a la de hoy. Seguramente de pequeño habrás oído de tu padre, madre o familia, que “para conseguir dinero hay que trabajar muy duro y no parar nunca” oel dinero no cae del cielo” o “ el dinero corrompe a las personas“, e inconscientemente lo guardamos sin cuestionarnos nada y lo aceptamos como válidos, siguiendo así el mismo patrón de conducta a partir de la creencia del dinero que tiene tu familia.

Si has vivido en una familia donde no habido carencia afectiva y conflictos de pareja, donde tu madre ha vivido malas experiencias con los hombres y sus creencias con respecto a ellos son “todos los hombres son iguales, mejor sin ellos” o ” no existen los hombres buenos” te puedes responder así a tu falta o mala relación respecto a la pareja.

Pues lo mismo ocurre en todas las áreas de tu vida, cuestiónate todo lo que estás experimentando ahora, pregúntate si ello también lo vivieron tus padres, abuelos, bisabuelos…seguramente te darás cuenta de que repites los mismos patrones de conducta que tu familia, incluso hablas, gesticulas y repites frases que tu padre o madre dicen.

Lo que tenemos hoy en nuestra vida lo han determinado nuestras creencias.

Tu sistema de pensamientos y tus creencias determinan el lugar donde te encuentras hoy, por tanto, si quieres cambiar algo que te esté limitando o causando sufrimiento, debes de empezar a cambiar tus pensamientos y tus creencias respecto a ello. La mayoría de la gente prefieren buscar fuera y desgastar sus vidas sin encontrar aquello que les de bienestar,seguridad y felicidad, cuando tienen la opción de llegar por un camino más corto, sano y responsable, como es el poder de Reprogramar tu sistema de creencias.

Para ello, te invito a partir de ahora a cuestionar cada pensamiento y creencia para que identifiques si son aprendidas y por lo tanto no te pertenecen, o verdaderas y provienen de un plano superior de lo que tú eres realmente.

Un ejercicio que puede ayudarte a empezar a cambiar estos patrones de pensamientos es el del espejo. ponte frente al espejo y hazlo en mayor frecuencia con el tiempo. Cuando veas tu imagen reflejada en él dile cosas bonitas, dale las gracias por estar siempre contigo, dile lo valiente y orgulloso que estás de él, mírate a los ojos y dite lo mucho que te quieres y que ya no volverás a dejarlo solo nunca más, decreta aquello que quieres ver de ti y lo que quieres vivir hoy y el resto de tu vida. A medida que hagas este ejercicio, observa como va cambiando también tu cuerpo con la emoción que estás proyectando sobre tu propia imagen. Esta es una buena manera de empezar a cambiar tu sistema de pensamientos y recuperar el poder personal con el que venimos a este plano de existencia llamado vida y que lamentablemente vamos perdiendo al hacernos mayores dejando atrás esa inocencia innata de cuando fuimos niños.

Si te ves como una persona insegura, no merecedora y te sientes fracasada, ese será tu reflejo en la vida y obtendrás más de lo mismo; sin embargo cuando empiezas a ver lo mejor de ti, empiezas a quererte y valorarte, a respetarte y a perdonarte, a compartir tus dones con los que somos dotados, te conviertes en otra persona, una nueva versión de ti más auténtica, más bella, y los frutos que recogerás serán bendiciones en tu vida.

La imagen que tienes de ti está distorsionada y ya es hora de que cambies la percepción que tienes de ti mism@.

Somos más que aquello que nos contaron de nosotros.

Como coach de crecimiento personal en Sevilla, espero haberte ayudado con este post, para que empieces a diseñar tu vida y mi mayor deseo para ti en este nuevo año es que logres alcanzar todo lo que desees.

Que tengas un año lleno de bendiciones.

Mil gracias por estar ahí, ¡hasta la próxima entrada!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.